17 dic. 2008

En el País de las Maravillas




No existe una sola posibilidad pues siempre nos encontramos la posibidad de elegir y ésta nos abre distintos caminos.
No es necesario cuestionarse si el camino elegido es más o menos correcto. Podemos habernos confundido pero en esta confusión se encierra siempre un resultado que indica que algo hemos aprendido. Es aquí donde podemos pararnos a trepanarnos el "coco" pero no debemos hiperreflexionar en las causas.
Corazón... dime si acaso importa lo que te ha llevado a formar parte de esa espiral en la que te ves envuelta?
Dime, si acaso, hoy podrías ser diferente. Tiene esto alguna importancia? Puede esto cambiar?
No malgastes tu tiempo. No tienes tanto. Por desgracia ahora ya no puedes mirar atrás.
No te castigues pensando que hay un futuro irremediable. Sólo será irremediable si no empiezas a trabajar ya en ello. Te estás olvidando de lo importante: Qué es lo que vas a hacer hoy?
No hay blanco. Tampoco negro. No simplifiques las cosas. No hay partes. Tienes que ver un todo. No te separes. Vuelve de esa época en la que vives. No estamos en el S.XVIII. No hay tanto misticismo como crees. Intenta disfrutar de lo tangible y no prosigas tu vida divagando en un infinito que no es real.
No hay chamán que vaya a recorrer el camino por ti. Elige tú tu vida. No dejes que los demás marquen tu destino. No te dejes llevar. Coge las riendas. No eres un caballo tirando de una carreta. Tampoco eres unas princesa que es llevada a la fiesta y observa sentada cómo llega su príncipe azul. Ni mucho menos te consideres la carreta. No separes la forma del contenido. Tú eres un todo. Eres la suma de todas tus partes.
Vuelve a mi mundo. No sigas durmiendo en el mundo de lo abstracto. Sólo los sueños están hechos de esa materia. Pero cuál es su contenido? Eso es en lo que tienes que pensar.
No renuncies a tu sueño de que la vida sea un cuento pero reestructúralo. No te das cuenta de que estás empezando por el final?
Eres libre para pensar, para elegir, para creer. No dejes que la influencia te confunda. No te dejes cambiar. No permitas que los demás cuenten tu cuento. Es tuyo. Pero no olvides que lo importante del cuento es la moraleja que se esconde al final, no la historia, ni la magia, ni tan siquiera las imágenes y hechos que lo conforman.
Pisa tierra mientras mantienes tus sueños. No sigas volando o llegará un punto en el que estarás tan elevada que ya no podrás aterrizar.
A mi amiga Alicia. Para que le dé significado a su cuento.


3 Comments:

mmarin said...

Espero que esta coherencia pura y dura de entrada,(además de bonita, por el fin)haga su mella,que la hará,y le haga retomar su cuento por la página en que lo dejó,volviendo a ser ella quien escriba su nudo.
Mil besos.

Me encantaría que TODOS conociesen a esta Laura.Eres especial nena.Deja que te vean..

Laura M. Cañamero said...

Gracias Amor... Pero sabes que la positividad y la belleza son cualidades muy privadas para mí. No obstante, intentaré hacerte caso. Parece que el momento se acerca. Cada vez son menos los destellos y más intensa la luz. TQ.

Pele Ón said...

Desde mi blog, gracias, madrugadora. Feliz vida
Y que las palabras, que salen de un corazón, lleguen a los demás corazones y los colmen.
Un abrazo. Manolo