22 may. 2009

Oir, Ver... y Nadar


Queridos amigos... hoy me he querido salir un poco de la tónica de mis letras para ofrecer un cursillo avanzado de natación.
No son pocas las ocasiones en las que amigos y compañeros me piden consejos para que la práctica de este deporte lleve a un disfrute intenso. Sabemos que las actividades que menos esfuerzo requieren son las que mayor placer nos producen a largo plazo pues implican una menor exigencia y ofrecen una mayor recompensa.

Con la intención de satisfacer vuestras exigencias, reconociendo que el post no es de interés general, espero os guste este video-cursillo sin entrenador personal.

UN ABRAZO PARA LOS QUE SUDAN POR EL PROGRESO










14 may. 2009

Ángeles o Demonios...

Son molestos, ruidosos, inaguantables... su timbre de llanto y grito se mete en el oído como un "bicho" y nos perfora el tímpano. Sus escándolos nos estropean la comida a los que disfrutamos de un restaurante...

Padres... échense una siesta después de la comida! Comiencen a conocer a sus niños!!!

CÓMO CONSEGUIMOS PARAR LAS LLAMADAS DE ATENCIÓN DE LOS NIÑOS.

SON INAGOTABLES... PERO ESTÁN CANSADOS.

1. Ignora las pataletas: aprenderá que las pataletas no son eficaces y cada vez las utilizará con menos frecuencia. Hay que tener en cuenta que, al principio, el niño incrementará la respuesta pero en poco tiempo empezará a mejorar. Paciencia.

2. Técnica del Rincón: si la pataleta se prolonga más de lo que puedes resistir, ponga al niño en una silla en una habitación donde no pueda verle pero usted pueda controlarle. La duración... tantos minutos como años tenga el niño. Se les dirá que deben quedarse allí y permanecer tranquilos al menos durante 30 segundos. A un niños mayor se le puede enviar a su habitación, utilizando los mismos tiempos.

3. Sistema de elogios y recompensas como refuerzo: su niño no "siempre se porta mal". Los comportamientos adecuados del niño (en ocasiones desapercibidos) que realiza durante el día tienen que ser alabados. Fíjese en ellos y recompénsele con pegatinas o puntos que después intercambiará por premios. Los premios deben ser actividades familiares como ir al cine, a la burguer, al parque, alquilar una película... teniendo en cuenta lo que sabe que le gusta a su niño.

4. Intervenir siempre: aguantar la pataleta de su niño en público es todavía más inaguantable... pero es necesario que estas técnicas se practiquen siempre de inmediato, ocurran donde ocurran. Haga las tareas aburridas, divertidas (que el niño vaya tachando la compra en el super de su lista según se va metiendo en el carro).

5. Evite situaciones que provocan pataletas: evite la fatiga y la sobreestimulación de su niño. No sea egoísta... la sobremesa de su café es sumamente aburrida para un niño!