27 feb. 2009

Superpastilleros del S.XXI... el que quiera entender que entienda!


Hoy mucha gente consume fármacos con capacidad de alterar nuestras funciones mentales...

El consumo de psicofármacos, ansiolíticos o antidepresivos en la sociedad occidental es alarmante (sólo en Estados Unidos se ha estimado que el 5% de los ciudadanos toman o han tomado alguna vez Prozac y otro porcentaje no estimado toman otros antidepresivos con similares efectos) y va en aumento y preocupa que este consumo se haga en personas "normales" o que no tienen un claro diagnóstico psquiátrico. ¿Y qué decir de los psicoestimulantes para los jóvenes ejecutivos de las empresas más competitivas a nivel mundial?

Barbitúricos para dormir. Fármacos betabloqueantes para "calmar" el corazón en situaciones de estrés, sean éstas la comisión conflictiva de una multinacional, de un bufete de abogados o de un banco. Drogas y hormonas para mantener un nivel "excelso" de participación en las altas competiciones deportivas, sean éstas atletismo, ciclismo, fútbol o culturismo.
Drogas y alcohol, en definitiva, para mantener esa "huida" de la conciencia durante horas en los fines de semana y crear una exaltación emocional artificial.

Hoy está en la mente de todos (o casi todos) que la potenciación farmacológica se utiliza en muchos terrenos de la Psicología: ánimo, cognición, funciones vegetativas, sueño, apetito, sexo...
El problema que aparece es que la línea entre "sano" y "enfermo" es difuminada e incluso arbitraria.

Ojalá no termine nuestra humanidad algún día mirando el cielo que nos cubre y exclame, como Demócrito, con las manos llenas de desesperación:

"El hombre razonable se adapta al mundo. El que no lo es, persiste y trata de adaptar el mundo a sí mismo. Por tanto, todo progreso depende del hombre poco razonable."

George Bernard Shaw. Man and Superman.

TEXTO DEL LIBRO "¿ENFERMAN LAS MARIPOSAS DEL ALMA?"
del ilustre
FRANCISCO MORA: Doctor en Medicina y Doctor en Neurociencias,
Catedrático de Fisiología Humana.

-Datos para escépticos de la Psicología.-




twitter / Laura M. Cañamero


18 Comments:

Pele Ón said...

Ciertamente, el "pastillazo" es un problema, entre otras cosas porque va a peor. Acabaremos tomando el soma (Huxley, Mundo Feliz)
Por otra parte, todos somos enfermos.

Tordon said...

Interesante descripción de las politoxicomanías y de las ayudas farmacológicas a la vida.
Supongo que el problema está en que la gente espera encontrar en la química lo que no es capaz de descubrir en su propia mente.
Bss
PD: Por cierto,mi blog se encuentra huérfano desde que usted dejó de realizar en él sus atinados comentarios .
¿Esta usted enferma?¿Está enamorada?¿Esta enferma de amor?
¿está vaga?
Besos, mi hermosa galena.

moderato_Dos_josef said...

Tienes toda la razón, desde el 2002 consumo orfidal y estoy en tratamiento. Procuro tomar cada vez menor cantidad, pero llegó un momento en que, al tiempioque lograba dejar de fumar y beber, sin saberlo, me hacía dependiente de otra droga. Por fortuna he aprendido, de momento, y con recomendación de mi psiquiatra, ano tomar más de media dosis diaria. Estoy en un porcentaje muy bajo y lo que es bueno cada vez siento menos dependencia. Pero la lucha contra las drogas y el pastillismo es eterna! Creo que lo conseguiré, todo está en mí. Un abrazo. La música de tu espacio genial!

mmarin said...

Suscribo las argumentaciones que das, pero yo me centro en la etiqueta de la entrada.No te descubro nada si te digo que solo con una batalla no se gana la guerra.Pero después de muchos ataques,se consigue hacer mella en el "enemigo".Cuesta mucho, y te desanimarás, pero sigue Laura, sigue.

Laura M. Cañamero said...

Gracias Pelón. Confirmas mi opinión. Grande Huxley... Vuelve pronto!

Laura M. Cañamero said...

Estimado Tordón... he estado un poco perdida, enferma, enamorada y desenamorada... por todo esto, vaga.
Ya estoy de regreso. Espero mantener mi animo.
Un abrazo.

Laura M. Cañamero said...

Animo Josef con el desenganche. Ya estas cerca. Gracias. Un saludo.

Laura M. Cañamero said...

Qué bien nos entendemos María. Seguiré luchando.
Un besazo!

Fernando García-Lima said...

Estoy contigo, Laura. Todo lo que se pueda solucionar sin drogas, pues mejor... aunque a veces es difícil, estarás conmigo. Como solución de emergencia, me parece muy razonable.

Un beso

moderato_Dos_josef said...

Hola Laura vuelvo para contestar a tu pregunta. el blog que más actualizo de momento es Moderato_Dos_josef,mi otro blog Cúspide lo utilizo para poner relatos largos que dejo durante quince días o un mes; luego está nosotros-somos que lo hacía con una amiga chilena, pero ella dejó de participar y está sin actualizar. me da pena por el blog porque era excelente. Me queda mi primer blog: Moderato_josef, no lo tengo ni en lista, pero de vez en cuando hago algo en el, entonces no hay cuidado anuncio en Moderato_ Dos_josef cualquier post que suba al otro, o a los otros. Un saludo.

Ester said...

Hoy necesita ser hoy. No puede ser el ayer de mañana...Nos volveríamos locos si pensamos así o si dejamos que nuestro pasado comprometa nuestro porvenir...

Un beso

Ester

Angel said...

Y de que no se necesitan para la mente las tomamos para el cuerpo.

Si es que estamos enganchados de una forma u otra.

Uns saludo

Jose Ramon Santana Vazquez said...

No hay mayor medida que la que sale del corazon sin ella. Gracias por visitarme. Desde HORAS ROTAS Jose Ramon

Laura M. Cañamero said...

Claro Fernando... si en ciertos casos son necesarias... solo que con MODERACIÓN! Como todas las cosas en esta vida...

Laura M. Cañamero said...

Ok, Moderato. Gracias! Te visitaré.

Laura M. Cañamero said...

Un beso, Ester... tienes toda la razón en tus letras.

Laura M. Cañamero said...

Enganchados Angel! Pregúntale a Xoco a ver que le parece el tema, que para ellos tambien hay pastillas!

Laura M. Cañamero said...

Gracias a ti Jose Ramon! Nos veremos.